Cuando salgo de casa sin un libro, me siento como desnudo...

Dice el refrán que lo bueno sí breve, dos veces bueno. Cómo lo ve el ganador del premio de relatos de escritura rápida ¿Cuéntenos de qué iba el premio?

Lo organizó la Biblioteca Vapor Badia. En los días previos visitamos la exposición de Francesc Casañas,  secretos sobre la vida cotidiana con una serie de fotografías suyas. Durante 90 minutos participantes escogidos al azar debían de hacer un relato. En mi caso sobre unas viñas en Castellar durante los años 20. Es una época que me gusta. Escrito, no en prosa poética sino estructurado con planteamiento, nudo y desenlace.

 

JORDI SÁNCHEZ. DIARI DE SABADELL. 23.2.2016
 

Condensar en un microrelato o escribir un libro ¿Qué  prefiere?

Un microrrelato es más fácil de escribir. Marca la pauta, la rapidez etc. Leer es viajar en el tiempo y en el espacio. No es lo mismo escribir 20 microrelatos en 20 días que 1 relato durante 20 días. Hay que adentrarse más en las novelas porque ese esfuerzo va a ser compensado.

 

Como historiador es una época que te apasiona.

Me gustan los años 20-30. Relatos sobre la lucha obrera. y la  ideologia de aquel tiempo. Tomo consciencia de esa época en recuerdo de la juventud de mi abuelo. Cuando escribo lo hago sobre esa etapa. Me gusta recrearme en la lucha obrera. Cuando España estaba a la par con Europa en       tiempos de la 2ª República.

 

Quiere dejar constancia de algo sobre el premio.

Presenté mi obra en castellano y en ningún momento fue impidimento para ganar. Hubieron relatos en dos lenguas y nadie me dijo lo contrario.
Nadie del jurado ni del ayuntamiento me dijeron que fuera un obstáculo y gané.

 

Un premio obviamente dedicado a seguir tu pasión lectora

Cuando salgo de casa sin un libro, me siento como desnudo, indefenso. El premio fue de 300 euros en vales para comprar libros en las librerías de Sabadell. Aunque parezca que se pueden comprar muchos, no es así son bastante caros. Compré de Chandler, Patricia Highsmith, Llobregat, King... No tengo muchos libros en casa. Me gusta más ir a las bibliotecas públicas. Hay que diferenciar entre adquisición y lectura. Para leer libros tenemos todo tipo de facilidades. La oferta de lectura es muy abierta. Me gusta ver como las librerías hacen actividades y crean un entorno. Por ejemplo, una reunión sobre cine,  teatro, música. Crear un entorno cultural donde la gente acabe comprando libros e ir atrayendo personas.

 

Me consta que tiene un proyecto en mente... escribir un libro sobre un episodio de la historia poco conocido.

Así es. Hace falta plasmarlo. Quiero trabajar sobre algo casi desconocido  El primer falangista que mató Franco en 1942. Fusiló a muchísimas personas y también a un falangista, José Hernández, el mismo día que Hitler le otorgó  la Cruz de Hierro.

 

Una época muy oscura

Había una lucha soterrada dentro del franquismo. Dentro había sus corrientes falanguistas y tradicionalistas.    Cuando en Europa la guerra se decanta del lado aliado, Franco supo cambiar de bando. Un giro importante que a la larga, salvó al franquismo de que los aliados entrasen en España. 

 

Un tiempo de recuerdos en los años del hambre también para las raíces de toda su familia.

En Don Benito (Badajoz), tengo las raíces, y está claro que la gente pasaba hambre en esa época. Eran tiempos de claroscuros con la esperanza de que la guerra se decantara del lado aliado.

 

Tu trabajo es otra historia

Llevo trabajando en la Seguridad Social desde hace 30 años. Siempre de atención al público. Me gusta trabajar para el Estado. Mi padre ya lo hacía. Desde joven siempre quise eso. El Estado nos puede solucionar unos problemas que otros no lo harán. Sanidad y educación si los pones en manos privadas crean desigualdad. Es vital que todo el mundo salga de la misma línea de salida. Que todos tengamos de entrada las mismas opciones.

 

 

Del Madrid de San Blas a Cifuentes

 

Julián tiene otro proyecto tras leer a David Torres y un libro que narra su juventud en los años 70 en el barrio madrileño de San Blas. «Lo que pasa allí en Madrid. es completamente equiparable lo que hacían los chavales de mi barrio de Cifuentes de esos años. Hoy en dia con el whasap un chiste se comparte y llega al otro lado del mundo. En los años 70 se jugaba a la botella en la calle y dos días después también se hacía en Madrid. En todos los barrios se hacen las mismas cosas como jugar a los cromos. Ahora es mas global. Sobre eso también me gustaría escribir. Solemos reunirnos los amigos de la infancia en La Garrafa y recordamos aquellos tiempos». Gente de barrio, antes y ahora, aquí y en Madrid.

 
 

 

 

Modificado por última vez en Jueves, 25 Febrero 2016 15:37
Valora este artículo
(0 votos)
Visto 801 veces
Jordi Sánchez

'Juntaletras' y 'hacefotos'

Periodista especializado en Deportes y Motor

Journalist and photograf

Desde 1997 informando de todo desde Sabadell

 

jordi@jordipress.com

Sitio Web: www.jordipress.com
Más en esta categoría: « Las palabras andantes de Galeano

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Síguenos en Facebook

Información

 

Veo lo mismo que tu

Ahora lo escribo más allá de Sabadell

De todo y para todos

Vida, pura vida en todos los sentidos

A traves de www.jordipress.com

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Comentarios

Imágenes