Plata de ley. La todopoderosa Serbia se alzó con su cuarto campeonato de Europa consecutivo y para vencer a España tuvo que recurrir a la tanda de penaltis. La anfitriona jugó un partidazo, al nivel de las semifinales ante Italia, y el 7-7 mostró la igualdad tan sólo desequilibrada en forma de pena máxima.

 

 

Lección de waterpolo. El Szolnoki húngaro con cuatro jugadores serbios en sus filas demostró su condición de campeón de Europa en Can Llong en el primer partido de la Champions. El Club, perdió en su debut en la Champions, tal y como estaba previsto.

 

Síguenos en Facebook

Información

 

Veo lo mismo que tu

Ahora lo escribo más allá de Sabadell

De todo y para todos

Vida, pura vida en todos los sentidos

A traves de www.jordipress.com

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Comentarios

Imágenes